Básicos del Diseño Web Frontend: Qué hace un buen diseño web frontend

28 de septiembre de 2020

Una mujer que utiliza un ordenador portátil para navegar por Internet mirando una página web.

Si quieres crear una página web responsiva, atractiva y bien diseñada, tienes que tener en cuenta varias cosas antes de finalizar tus planes. Ahora más que nunca, es esencial ir paso a paso y no precipitarse, porque el mercado está bastante saturado. Tendrás que destacar para hacerte notar y crear una impresión positiva y duradera en tu público objetivo. Un aspecto importante en el que debes centrarte es el diseño web frontend de tu página.

El "frontend" de tu web es básicamente la interfaz de usuario (UI). Es lo que los visitantes de tu web ven, hacen clic, rellenan y utilizan. Abarca todo aquello con lo que los usuarios interactúan: sliders, menús desplegables, colores y fuentes, entre otras cosas. Como tal, el diseño web frontend se ocupa de crear una experiencia de usuario fluida, responsiva, fácil y satisfactoria.

Algunos de los elementos de frontend esenciales son:

  • Gráficos
  • Diseño de la página
  • Aspectos de la interfaz de usuario: barras de navegación, barras de herramientas y botones, entre otros muchos.
  • Texto / Contenido
  • Audio y vídeo
  • Personalizaciones y temas
  • Flujo global

Si estás a punto de construir tu web pero no sabes cómo o por dónde empezar con el diseño web frontend, aquí tienes varios consejos y trucos que te resultarán útiles.

Consejos y Trucos del Diseño Web Frontend

1. La tipografía es un factor importante.

A los visitantes les gustan las páginas web agradables a la vista, por lo que es fundamental elegir la tipografía adecuada. Opta por las que son sencillas pero con estilo. La gente prefiere letras que puedan leer fácilmente. Evita la caligrafía y otras tipografías artísticas y novedosas. La mayoría de las veces son difíciles de leer.

Los tipos de tu diseño web frontend deben ser de diferentes tamaños, un poco gruesos para que se puedan leer incluso a distancia, y limpios (los trazos). Además, mantén la variedad de tus letras a un máximo de dos, y se coherente al utilizarlas en toda la web y en todas tus cuentas de redes sociales. La tipografía debe estar en consonancia con el diseño o el tema general del sitio.

Por último, no solo hay que fijarse en los tipos de letra, sino también en el espaciado, sobre todo entre letras y líneas.

2. Apuesta por un look moderno.

¿Qué aspecto tiene un sitio web moderno? No hay una descripción particular de un sitio o página moderna. Sin embargo, un sitio moderno, a la moda y con estilo tiene los siguientes elementos o características:

  • Mucho espacio en blanco
  • Clásico pero con estilo
  • Plano o semiplano
  • Paleta de colores
  • Responsivo a móviles
  • Compatibilidad con múltiples dispositivos

Sin embargo, hay que tener cuidado. Lo que ahora se considera moderno quedará obsoleto en los próximos años. ¿Te acuerdas de Adobe Flash? Fue una tendencia de diseño web hace años. La mayoría de los sitios web más importantes del mundo tenían Flash incrustado en sus páginas porque tiene un aspecto fresco, elegante y muy moderno. Sin embargo, los códecs de Flash hacían que los sitios web fueran lentos. Las páginas web se cargaban con lentitud y, a veces, se bloqueaban los navegadores. A causa de estos problemas, Adobe va a oficializar retirar Flash del mercado en diciembre de 2020.

3. Integrar elementos visuales.

El diseño de tu web necesita elementos visuales que llamen la atención. Al público le encanta todo lo que es visual. Cualquier cosa que puedan ver o mirar. Por eso, es esencial añadir imágenes o fotos, vídeos, animaciones e ilustraciones. Estos elementos visuales también son eficaces para atraer a tus visitantes, lo que significa que pasarán más tiempo en tu web - menos tasa de rebote.

Para que esta estrategia funcione, tendrás que utilizar sólo fotos, vídeos, ilustraciones y otros materiales visuales de la mejor calidad. ¿Quieres transmitir tus ideas? ¿Por qué no pruebas a publicar una infografía en tu blog o página de aterrizaje? Si utilizas fotos mal iluminadas o imágenes escaneadas, no esperes que los visitantes se maravillen de lo bonito que es tu web o página. Trabaja con cuidado, emplea tu tiempo sabiamente y elige bien tus materiales visuales. Incluso un pequeño error puede afectar a todo el sitio web.

Elige siempre imágenes y vídeos de alta resolución. Puedes pedir a alguien que haga ilustraciones vectoriales o gráficas. Si te preocupa el tamaño del archivo de tu imagen, comprime tu foto de alta resolución con una herramienta de compresión de imágenes online. La mayoría de las veces, estas herramientas reducirán entre 40% y 80% el tamaño del archivo original. La calidad seguirá siendo la misma.

Para los vídeos de alta resolución (1080p y 4K), sube tus vídeos a YouTube e incrústalos en tu sitio web. YouTube hará todo el trabajo duro por ti.

Otras formas de material visual son los gráficos y tablas, las capturas de pantalla, los GIF y los memes.

Además, optimiza tus imágenes y otros elementos visuales mediante el uso de etiquetas ALT, el nombre correcto de las imágenes y los vídeos, y la elección de su ubicación adecuada en el sitio o la página.

4. No te compliques.

Algunos sitios web no obtienen buenos resultados entre los visitantes porque parecen demasiado complicados. Es como si intentaran ser algo que no son. Los diseñadores meten muchas cosas en una página, cambian los patrones y acaban afectando al flujo general y al efecto del sitio web. Por ejemplo, como quieren que su sitio sea elegante y diferente, deciden colocar la barra de navegación en la parte inferior de la página en lugar de en la parte superior. Aunque esto es estéticamente valiente, no les servirá de nada. La gente sabe que las barras de navegación suelen estar situadas en la parte superior de una página web, así que es ahí donde deben ir. Si no la encuentran allí, la tendencia es que abandonen el sitio y se dirijan a otro que sea más fácil de navegar. Alto índice de rebote.

Sin embargo, esto no significa ciertamente que tu sitio web deba permanecer anodino o sin novedad. Esto sólo significa que tienes que pensar en formas creativas para hacer que tu diseño web frontend sea único sin olvidar la experiencia y satisfaccióngeneral del usuario. Recuerda que sin visitantes satisfechos, incluso los sitios web más modernos y bien diseñados serán inútiles.

5. Observa el panorama general.

Una página web es tu dirección en línea. Tu sede virtual. Por tanto, es un gran "compuesto formado por varios elementos". No cometas el error de centrarte en un solo aspecto de tu sede, concéntrate en el panorama general. Si dedicas demasiado tiempo a trabajar en un solo aspecto, podrías olvidar que hay muchos otros que también necesitan tu atención. Al final, no podrás completar el panorama general porque has dedicado demasiado tiempo a trabajar en un solo elemento.

Por ello, tienes que crear un plan o un calendario de diseño web frontend para que te recuerden constantemente que, después de trabajar en los pequeños detalles, también tienes que centrarte en los factores principales. Trabaja sin prisa pero sin pausa. De nuevo, no te precipites.

La mejor manera de asegurarte de que vas en la dirección correcta es contratar una empresa de diseño web frontend . Un buen diseñador conocerá todos los porqués, los qués y los cómos de la creación de un frontend moderno y bien diseñado para tu sitio web.

Sobre el autor: Baptiste Leroux - CEO

Tras varios años en el mundo corporativo, creé mi primera startup Web como empresa social. Trabajando con gente talentosa, con excelentes habilidades de desarrollo de software, buena comunicación y un precio competitivo, cambiamos nuestro enfoque a proyectos de outsourcing web y móvil. Ver en Linkedin

MÁS INFORMACIÓN