Cómo Externalizar el Desarrollo de Aplicaciones de Negocio sin Riesgo

7 de diciembre de 2020

Un desarrollador que construye un proyecto de desarrollo de una aplicación empresarial.

En la actualidad, son aproximadamente 9 millones de aplicaciones distribuidas por todo el mundo a través de la App Store de Apple y la Play Store de Google. Estas aplicaciones son descargadas por miles de millones de usuarios cada día. Puede sonar a tópico, pero "hay una aplicación para todo" es definitivamente cierto hoy en día. Esta es una de las principales razones por las que cada vez más empresas se centran en el desarrollo de aplicaciones de negocio.

Crear una aplicación requiere talento. También requiere dedicación, tiempo y dinero, mucho dinero, sobre todo porque la creación de una aplicación empresarial abarca tanto Android como iOS. Para ayudar a que tu proyecto de desarrollo de aplicaciones empresariales vaya por el buen camino, muchas empresas contratan a un equipo de desarrollo externo.

Cuando una empresa externaliza un proyecto, contrata a un equipo externo a la empresa. Es decir, en lugar de que su personal interno realice las tareas, el equipo subcontratado hace casi todo el trabajo.

¿Por qué Externalizar el Desarrollo de Tu Aplicación de Negocio?

La externalización de proyectos de desarrollo de aplicaciones es una práctica popular por varias razones.

  • En primer lugar, la externalización del desarrollo de aplicaciones empresariales y otros proyectos ayuda a las empresas a ahorrar costes. Lo único que se paga cuando contratas de un equipo de desarrolladores fuera de tu empresa es el servicio que te prestan: el trabajo que realizan. No tienes que pagar el alquiler de la oficina, el seguro, los ordenadores, el software, el mobiliario y otras cosas similares. Las tarifas también son más bajas, sobre todo cuando subcontratas en países con un coste de vida más bajo.
  • En segundo lugar, la externalización de proyectos de desarrollo de aplicaciones empresariales ayuda a las empresas a ahorrar tiempo. Las agencias de subcontratación cuentan con equipos bien formados, altamente cualificados y experimentados. Ya han trabajado y creado varias aplicaciones. Por lo tanto, no hay que gastar tiempo (y dinero) en su formación. El trabajo también es más rápido y eficiente, por lo que terminar el proyecto a tiempo o incluso antes de lo previsto es una garantía.

Cómo Minimizar o Eliminar los Riesgos al Subcontratar el Desarrollo de Aplicaciones Empresariales

Antes de decidirte a subcontratar tu proyecto de desarrollo de aplicaciones de negocio, tómate el tiempo necesario para seguir estos pasos y reducir los riesgos.

1. Estudia tus opciones.

Lo primero que debes hacer es estudiar tus opciones a la hora de elegir la empresa de desarrollo de aplicaciones adecuada. Tienes que encontrar una que entienda cuáles son tus necesidades, así como el motivo por el que estás creando una aplicación. Por supuesto, también es vital garantizar la experiencia técnica.

Pide una cartera de proyectos que hayan realizado, o busca reseñas y comentarios de clientes y empresas con las que se hayan asociado. También es de gran ayuda consultar las aplicaciones que han realizado.

Por último, consulta su sitio web y sus redes sociales. Se puede saber mucho sobre una empresa o un equipo con solo mirar sus direcciones virtuales y sus cuentas en las redes sociales.

2. Ten un periodo de prueba.

Establece un acuerdo con la agencia de subcontratación y programa un período de prueba para tu proyecto de desarrollo de aplicaciones de negocio . Puedes elegir una fase de prueba de dos semanas o de un mes. Tú decides. El tipo de servicio que el equipo de desarrollo presente durante esta fase ayudará a determinar si es el adecuado para tu proyecto.

3. Establece un proceso de comunicación claro.

Esto es especialmente importante si el equipo que contrata es de una zona horaria diferente. Asegúrate de llegar a un acuerdo para tus necesidades de comunicación y colaboración. Propón soluciones individuales y de grupo que beneficien a ambas partes. Por ejemplo, en lugar de trabajar por la mañana, el equipo puede trasladar su horario de trabajo a última hora de la tarde hasta la noche, para que podáis poneros al día. De este modo, tendréis tiempo suficiente para comunicaros regularmente, realizar reuniones y llevar a cabo consultas.

4. Aprende todo lo que puedas sobre la cultura de la agencia de desarrollo.

Si el equipo de externalización es de otro país, hay que aprender a lidiar con las diferencias culturales. Esto significa que pueden tener prácticas de trabajo y una cultura empresarial diferentes. A veces, este tipo de cuestiones pueden dar lugar a malentendidos y problemas laborales. Si contratas a un equipo de Asia, por ejemplo, las diferencias pueden ser significativas, así que antes de finalizar nada, dedica algo de tiempo a aprender lo que puedas sobre su cultura.

Si esto te resulta difícil, externaliza solo a países con culturas similares a la tuya. No obstante, recuerde que el éxito de tu proyecto no depende enteramente de cuestiones relacionadas con la cultura, sino del nivel de conocimiento, habilidad y dedicación del equipo.

5. Utiliza una cuenta de cliente para almacenar los códigos fuente de las aplicaciones empresariales.

Para asegurarte de que tienes el control del código fuente, almacénalo en una cuenta de cliente. Más concretamente, elige un repositorio de herramientas de gestión de código fuente, como los que encontrarás en GitLab, Bitbucket y GitHub.

Elabora un acuerdo de no divulgación (o NDA) y pida a la empresa subcontratada que lo firme.

Si quieres que tu proyecto de desarrollo de aplicaciones empresariales esté en buenas manos, elige un equipo de desarrollo subcontratado que esté constantemente actualizado con las últimas tendencias tecnológicas. Necesitas trabajar con un equipo que entienda y conozca las tecnologías, herramientas y prácticas que tu negocio incorpora.

Además, tu equipo de desarrolladores no sólo debe estar bien formado y altamente cualificado, sino también dedicado al proyecto y a tus objetivos empresariales.

7. Deberás compartir datos sensibles.

Contar con un acuerdo de confidencialidad es una garantía legal de que todos los datos sensibles o la información que compartes con el equipo de desarrollo subcontratado están a salvo y no serán maltratados. Asegúrate de que sólo tratas con el equipo y no con otras personas o partes externas. Debes conocer a todos los miembros del equipo de desarrollo, o reunirte con ellos virtualmente al menos una o dos veces por semana.

8. No pagues en sumas globales.

Antes de aceptar pagar nada, pide a la agencia un desglose de los costes de desarrollo de la aplicación empresarial. Cada elemento de la lista debe estar debidamente contabilizado. No aceptes pagar en cantidades globales, especialmente cuando el proyecto aún no ha comenzado. Lo mejor es acordar un calendario de pagos, por ejemplo, al mes de iniciado el proyecto o cuando se haya completado la primera fase.

Externalizar tu desarrollo de aplicaciones de negocio no tiene por qué ser un reto. Lo único que tienes que hacer es seguir los consejos anteriores y asegurarte de que todos los riesgos están cubiertos antes de cerrar un acuerdo con cualquier empresa promotora. No te apresures, tómate el tiempo necesario para evaluar tus opciones. La agencia de externalización adecuada debe tener en cuenta los intereses de tu empresa. Su objetivo debe ser crear la mejor aplicación de negocio.

Sobre el autor: Damien Bonnefoux - DIRECTOR DE OPERACIONES

Emprendedor de corazón, me apasiona ayudar a las empresas a crecer a un nivel superior desde la alineación de su modelo de negocio, procesos, herramientas y equipo. También ayudo a startups y emprendedores en su transformación digital diseñando la mejor experiencia para el cliente, profundizando en la propuesta de valor más precisa y encontrando el mejor equilibrio entre las características tecnológicas y el control del presupuesto. El objetivo es una rápida salida al mercado para lograr un rápido crecimiento de los ingresos con su producto digital. Pragmático, ágil y un hombre de acción, me apego a la filosofía de "mantenerlo simple". Ver en Linkedin

MÁS INFORMACIÓN