Lo que el desarrollo de aplicaciones de telemedicina nos dice sobre el futuro